abril 16, 2021

Periodico Noticias Paceñas

Mundo de las noticias en español

Los astrónomos descubren la primera señal de radio de un exoplaneta

¿Puede imaginarse que hubiera una forma práctica, por simple observación, de saber si es probable que un planeta sea habitable o no? Gracias a un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell, es posible que en unos años tengamos esta información disponible, habiendo desarrollado una tecnología con la que son capaces de detectar pulsos de radio de exoplanetas que tienen un campo magnético a su alrededor.

Desde tiempos inmemoriales, los astrónomos han comenzado a desarrollar herramientas para descubrir nuevos planetas en el espacio. El trabajo se centra principalmente en encontrar exoplanetas habitables O, en otras palabras, planetas que orbitan alrededor de estrellas distintas al Sol y en los que se pueden cumplir las condiciones necesarias para la vida humana. Y aquí es donde el primera detección de señal de radio de un exoplaneta.

Hace algunas décadas, los astrónomos descubrieron que el caída en los niveles de luz desde un punto en el espacio, corresponde a la presencia de un planeta que, en órbita, cubre la fuente de luz, indicando su presencia. Ahora, aplicando un principio similar, un equipo dirigido por el astrónomo Jake Turner Ha descubierto, en un nuevo estudio publicado en ‘Astronomy & Astrophysics’, que las transmisiones de radio de los planetas se utilizan para detectar si tienen un campo magnético.

“La observación de la emisión de radio de las auroras planetarias es el método más prometedor para detectar campos magnéticos exoplanetarios. Este conocimiento proporcionará iInformación valiosa sobre la estructura interna del planeta, los gases de escape atmosféricos y su habitabilidadTurner explica que estas señales de radio, conocidas como ráfagas, se producen cuando el viento estelar golpea el campo magnético de un planeta, provocando una variación significativa en su producción de energía.

READ  "Estamos siendo testigos de la diplomacia de las vacunas"

Pero, hasta la fecha, había un problema: ruido generado por ráfagas de radio causadas por el campo magnético de la tierra hizo difícil encontrar estas señales entre exoplanetas. Ahora, el equipo de Turner pudo adaptar un sistema, llamado “ programa de oleoductos BOREALIS ”, con el que midieron las emisiones de radio de Júpiter y, a partir de ahí, extrapolaron sus resultados para intentar averiguar si también funcionó con un exoplaneta.

Los expertos decidieron probar su sistema con tres exoplanetas conocidos que tienen un campo magnético: 55 Cancri, Upsilon Andromedae y Tau Boötis. Solo en el último caso obtuvieron un resultado óptimo, con el que lograron averiguar que Tau Boötis había Emisiones en ráfagas entre 14 y 21 MHz, lo que significa que tiene un campo magnético entre 5 y 11 gauss, algo que también coincide con las predicciones del exoplaneta.

“El campo magnético de exoplanetas similares a la Tierra puede contribuir a su eventual habitabilidad al proteja su propia atmósfera del viento solar y los rayos cósmicos y no producirá ninguna pérdida atmosférica “, dice Turner. La primera señal de radio captada de un exoplaneta puede servir como una primera aproximación para descubrir si, en un futuro lejano, puede ser un planeta habitable por hombre.