febrero 24, 2024

Periodico Noticias Paceñas

Mundo de las noticias en español

Estar bien hidratado reduce el riesgo de insuficiencia cardíaca

París, marzo. 30 (Noticias de Benín) –

Según un estudio publicado en el European Journal of Heart, los investigadores de los Institutos Nacionales de Salud del Reino Unido descubrieron que estar bien hidratado puede estar asociado con un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca.

«Reducir el consumo de sal, beber suficiente agua y estar hidratado son formas de ayudar a nuestro corazón y ayudar a reducir nuestro riesgo de enfermedad cardiaca a largo plazo», dijeron los expertos.

Después de realizar investigaciones clínicas antes de sugerir un vínculo entre la deshidratación y el infarto de miocardio, el infarto de miocardio, los investigadores están buscando conexiones similares en estudios de población a gran escala. Para empezar, analizaron datos de más de 15 000 adultos de 45 a 66 años que participaron en el estudio de riesgo de aterosclerosis (ARIC) en comunidades entre 1987 y 1989 y compartieron información sobre visitas clínicas durante un período de 25 años.

Al seleccionar a los participantes para su revisión retrospectiva, los científicos inicialmente se enfocaron en aquellos cuyos niveles de hidratación estaban dentro del rango normal de aquellos sin diabetes, obesidad o insuficiencia cardíaca. En el análisis final se incluyeron alrededor de 11.814 adultos, de los cuales los investigadores encontraron que 1.366 (11,56%) desarrollaron posteriormente insuficiencia cardíaca.

Para evaluar los posibles vínculos con la hidratación, el equipo evaluó el estado de hidratación de los participantes mediante una serie de medidas clínicas. Examinar los niveles séricos de sodio, que aumentan cuando disminuyen los fluidos corporales, fue muy útil para identificar a los participantes con mayor riesgo de insuficiencia cardíaca.

Se ha identificado en ancianos que tienen un alto riesgo de desarrollar tanto insuficiencia cardíaca como hipertrofia ventricular izquierda, es decir, agrandamiento y engrosamiento del corazón. «La ingesta de sodio y líquidos séricos se puede evaluar fácilmente durante los ensayos clínicos y puede ayudar a los médicos a identificar a los pacientes que pueden beneficiarse al conocer formas de mantenerse hidratados», señalan los expertos.