junio 15, 2021

Periodico Noticias Paceñas

Mundo de las noticias en español

En Jerusalén Este, los palestinos amenazaron con deportarlos

En una acera de la vecina ciudad de Sheikh Zarra en Jerusalén Este, el jueves 6 de mayo, se encontraron gasolina y fósforos en una mesa preparada por Itamar Ben-Kvir. Al final del mes de Ramadán, el diputado judío supremacista recién electo del parlamento israelí, el guardaespaldas de los inmigrantes más violentos del país, vino a desafiar al pueblo palestino bajo una alta fuerza policial mientras rompían su ayuno. Seguridad.

No lo es: se roban sillas. Los coches se incendiaron. La policía cargó en estos callejones hasta altas horas de la noche, aunque todo es un refugio seductor en tiempos normales. Es un valle de madera que se hunde entre dos alturas en la zona palestina de Jerusalén. Las casas frutales son el laberinto de casitas y jardines que dan sombra, pinos y altas palmeras. Durante décadas, alrededor de 20 de estas casas han sido objeto de una batalla legal entre sus residentes y el movimiento de inmigración, lo que ha provocado protestas locales en estos días, ya que la Corte Suprema de Israel debe emitir un veredicto el lunes. El comentario más esperado.

El artículo está reservado para nuestros suscriptores. Lee esto tambien El poder radical de los judíos sacudió a Jerusalén

El jueves, cuatro familias palestinas rechazaron un acuerdo con el tribunal de distrito para permitirles permanecer en sus casas, estipulando que sus casas pertenecen a Nahalad Shimon, una asociación de inmigración, y que pagan un alquiler simbólico. El lunes, la Corte Suprema debe decidir si aprueba el procedimiento de apelación u ordena su deportación. Desde 2008, diez familias ya han tenido que irse. Tres más esperan ser deportados en agosto. En total, 70 familias están en riesgo.

READ  Guillermo Lasso asumió la presidencia de la República

“Injusticia escrita en la justicia”

“Entonces, ¿qué pasó en la corte?” “ El jueves por la tarde, en la ladera sur del valle, un vecino llama a Abdel Fattah Schafi, de 71 años, desde la ventana de su casa. “Asistir, Murmura. Señor. El edificio que Scofey comparte con sus tres hijos y sus ocho hijos es uno de los edificios que los tribunales tendrán que decidir. Este glorioso anciano, con su cuerpo alargado y esbelto, se subió a un pequeño callejón en su camiseta, señalando una a una las casas ya capturadas, donde se instalaron los colonos.

El 6 de mayo de 2021, Abdel Fattah Scobi, de 71 años, frente a la entrada de su casa rodeada de asentamientos en el área de Sheikh Zarra de Jerusalén.  Está a la espera del veredicto del Tribunal Supremo.  Affon Street.

Schobe nació en Jerusalén. Durante la guerra de 1948, su familia fue expulsada de la “colonia alemana” en el sur e Israel evacuó a su población árabe. En 1956, rompieron documentos que confirmaban su condición de refugiados cuando se les asignó una casa a ellos y a otras 28 familias en Sheikh Zarra – 60 m.2 Terraza en olivos: financiada y construida por la Oficina de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en el Cercano Oriente y la Monarquía de Jordania, entonces soberana en Jerusalén Este y Cisjordania.

Tienes el 52,96% de este artículo. El resto es solo para suscriptores.